Una MISIONERA Dominica de la Anunciata nos explica su experiencia en la clase de RELIGIÓN

Los días 20 y 21 de enero de 2015 hemos contado con la presencia y el testimonio de Belén, una hermana misionera que lleva 20 años por Brasil y 4 de éstos en Acre, una zona de Brasil situada junto a la selva amazónica. En esa zona viven pequeñas comunidades cristianas que las hermanas visitan y atienden:

 

Belén nos ha hablado de lo que hace por esas tierras, de su visita a las personas que viven por la selva, de sus viajes a caballo hasta llegar a zonas donde hay familias católicas

 

Nos ha contado cómo son los jóvenes de esas zonas, los kilómetros que tienen que hacer para ir a clase, cómo tienen que ir en unos camiones que les llevan hasta la escuela.

Nos ha explicado cómo es la gente de allí, cómo acogen y se ayudan entre ellos para salir adelante aunque no sean de la misma religión (hay muchas sectas protestantes), se apoyan porque cualquiera puede necesitar algo mañana…

 

Nos habló de los peligros que pueden correr en la selva -por la aparición de animales-: reptiles, panteras, insectos...

 

Y, sobre todo, nos contó por qué ella, a pesar de las dificultades, está allí. Nos dijo muy segura que ella no ha ido a Brasil de turista, sino enviada para ser MISIONERA.

 

Decía que para ser misionera se necesita tener ganas de aventura (nunca sabes lo que te vas a encontrar) y, sobre todo, se necesita seguir algo que te sale de dentro del corazón, una llamada de Jesús que te toca y te dice que le sigas, que vayas a hablar de Él… cada uno tiene su manera de seguirle, Belén ha encontrado, en esas zonas tan pobres de Brasil,su lugar en el mundo y, como pudísteis comprobar: ¡ESTÁ FELIZ!

UNIVERSIDAD DE PADRES

MULTILINGUISMO

ESCUELA DE MÚSICA

ANTIGUOS ALUMNOS

ACCESO A LA PLATAFORMA

Problemas con AlexiaCONTACTA

TIENDA DEL COLE