GRADUACIÓN 4º ESO

UN BUEN FINAL PARA EMPEZAR

Un año más, nos damos cuenta de que el tiempo pasa. Y rápido.

 

Parece que fue ayer cuando llegaron a nuestras aulas de Secundaria unos niños tan alegres como asustados. Iniciaban la etapa con el habitual temor a lo desconocido: profesores nuevos, aulas nuevas, emociones nuevas. Sin embargo un día, casi sin darse cuenta, descubrieron que todo -profesores, aulas, emociones- comenzaba a ser familiar. Y así, en un suspiro, pasaron cuatro años.

El pasado viernes 5 de junio nuestros alumnos de 4º de Secundaria celebraron su graduación. El acto fue emotivo, un fantástico final para una nueva etapa que comienzan.

 

Los orgullosos alumnos hicieron su entrada triunfal (creo que nunca los he visto más felices... ni más guapos). Y sí, yo ya estaba llorando.

Una ausente -pero presente- Directora General los encomendó con cariño a San Francisco Coll y a la Virgen de la Anunciación. Después, un rato para pensar en lo que fue y en lo que será (muchas gracias, Loli, por conseguirlo. Lo de hacer pensar, digo) y una retrospectiva que siempre hace las delicias de niños y no tan niños (Carlos no solo es el “físico, electrónico, informático, tecnológico” sino el “provocador oficial de risa en medio del llanto”). La intervención de los alumnos reunió todos los ingredientes: la comicidad del sainete y la seriedad del tradicional discurso (buen trabajo, chicos). La entrega de las becas, siempre solemne y emotiva, provocó más de una lagrimilla, igual que las palabras de despedida del Director, simplemente brillante (sí, yo también llevaba al cole unas galleticas y un batido). Muchos aplausos, bastantes besos, alguna lagrimilla más… Y un ágape con los que quieren y con los que los quieren.

 

 

Como todos los años, una vez más… pero nunca igual. Porque, aunque siempre produzca una pena idéntica, los protagonistas cambian cada mes de junio. Es un dolor extraño, porque es alegre aunque duela: sabemos que deben levantar el vuelo pero sentimos que dejan nuestro nido vacío.

 

Nuestros niños, ya no tan niños, empiezan una página nueva de sus vidas porque han puesto un punto –pero nunca aparte- a la anterior. Siempre es así, pero nunca es igual.

 

Con cariño,

Vero

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestro boletín de noticias y te mantendremos informado de las novedades del colegio.

UNIVERSIDAD DE PADRES

MULTILINGUISMO

ESCUELA DE MÚSICA

ANTIGUOS ALUMNOS

ACCESO A LA PLATAFORMA

Problemas con AlexiaCONTACTA

TIENDA DEL COLE